Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
07 julio 2017

“En ciberseguridad tenemos que estar preparados para pasar de víctimas a soldados”, afirma Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture, en la clausura del PIC

“Vivimos en una época de transformación digital; de vértigo digital”. Esta fue una de las reflexiones compartidas por el presidente de Accenture, Juan Pedro Moreno, con los alumnos del Programa de Innovación en Ciberseguridad (PIC) que codirigen el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, y el abogado Rafael Chelala, durante el acto de clausura.

Moreno aseguró que la transformación digital ha producido que la sociedad se enfrente a una serie de retos, como el de la economía de la experiencia. “Los consumidores hoy no seleccionan un producto tanto por sus características o su calidad como por la experiencia que les proporciona. Pero éste es solo uno de los grandes cambios que está incorporando la economía digital. Otros tienen que ver con los nuevos modelos de prescripción, la eficiencia y en especial el de la seguridad de los datos, lo que conecta directamente con la búsqueda de la ciberseguridad.

Juan Pedro Moreno señaló que es una necesidad que nos eduquemos en cómo enfrentarnos al mundo digital. Reconoció que los últimos virus que han logrado paralizar grandes empresas y sectores en todo el mundo nos hemos dado cuenta de la debilidad del mundo de la seguridad y sobre todo, que al margen de las implicaciones tecnológicas, la mayor vulnerabilidad viene generada por el ser humano. En su opinión, es imprescindible que los empleados, pero la sociedad en general también, se formen para adquirir una cultura digital que minimice los riesgos para así “estar preparados para pasar de víctimas a soldados”, concluyó.

Durante el acto de clausura en el que también se dirigieron al público los codirectores del programa, así como el director de Deusto Business School en Madrid, Iñaki Ortega y el director general de la escuela, Luc Theis, los alumnos tuvieron que presentar para sus proyectos de fin de curso.

Un jurado, presidido por Juan Pedro Moreno, estaba integrado por juristas y profesionales relacionados con el mundo digital como Ana Fernández Aberturas (HPE), Carlos Bautista (fiscal), Eloy Velasco (juez), Elvira Tejada (fiscal), Félix Martin (HPE), Igor Unanue (S21SEC), Luc Theis (DBS), Luis Sánchez de Lamadrid (Pictet&Cie), María de la Torre (Masmovil), Miguel Ángel Paz (Altran), Pablo Fernández Burgueño (Abanlex), Pablo García Bringas (Deusto), Pedro González Torroba (Ayuntamiento Madrid), Rafael Chelala (Chelala&Partners), Sergio Chalboud (Fintonic) y Roberto Espinosa (Lead to Change).

Tras dilucidar, decidieron que el proyecto ganador fuera el denominado Camaelón. Se trata de una plataforma de formación y concienciación en ciberseguridad orientada especialmente a la pequeña y mediana empresa. Sus integrantes, Miguel Ángel Villanueva (Legalitas), Miguel Caro (PwC) y Jorge Hurtado (Capgemini), dijeron optar por este modelo asumiendo que las grandes empresas ya dedican importantes presupuestos a la formación de su personal, mientras que las pymes, por lo general, no disponen ni de los recursos ni de la atención necesaria para formar a sus empleados en este terreno.

El próximo otoño dará inicio una nueva edición del Programa de Innovación en Ciberseguridad (PIC) que está patrocinado por Hewlett Packard Entreprise (HPE), y que ha sido premiado como una de las Cien Mejores Ideas Digitales por el diario Expansión.