This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
06 November 2019San Sebastian Campus

Formación, información e incentivos, claves para abordar con éxito el futuro de las pensiones

Incrementar la formación financiera desde las edades más tempranas, ser muy claros respecto a la situación del sistema público de pensiones e informar a los ciudadanos sobre la previsible pensión que van a obtener en el futuro, junto con incentivos, son palancas necesarias para abordar la situación actual por la que atraviesa el sistema público de pensiones español. Esto servirá para buscar soluciones que permitan complementar la pensión pública y mantener el nivel adquisitivo de los trabajadores una vez retirados de la vida laboral, señaló Juan Fernández Palacios, consejero delegado de MAPFRE VIDA, en el encuentro Ageingnomics, organizado por MAPFRE y Deusto Business School, en el que se haabordado el tema de las pensiones en la era de la longevidad.

Durante este encuentro, Juan Fernández Palacios subrayó que una posible solución sería que desde el momento en que alguien se incorpora al mercado laboral se adhiera también a un sistema de previsión complementaria, como ocurre en el reino Unido. Asimismo, reconoció que es necesario avanzar en un mayor equilibrio entre el sistema público y el sistema de capitalización, y conseguir así mayor estabilidad en los ingresos, y defendió la vigencia del sistema público de pensiones español que debe ser “solvente” “sostenible” y “que pague las pensiones más altas que pueda pagar”. Además, ofreció la colaboración del sector privado para gestionar y optimizar los planes de empleo, de modo que sistema público y privado trabajen conjuntamente en beneficio de la sociedad.

Por su parte, Joseba Madariaga, profesor de Deusto Businesss School y miembro del Consejo Económico y Social Vasco, reconoció que la situación actual de déficit de la Seguridad Social es “persistente” y que lo más problemático será a mediados de la siguiente década cuando se jubile la generación de los baby boom, porque el número de personas trabajando por cada jubilado disminuirá considerablemente.

Virgina Oregui, gerente de Geroa, pidió una mejor fiscalidad que priorice el modelo de ahorro conjunto entre empresarios y trabajadores, como el que se realiza en esta entidad, para beneficiar a toda la sociedad ya que ese ahorro se invierte en proyectos locales, lo que a su vez, sirve para mejorar la sociedad. “Hay que actuar, tenemos que ahorrar, igual que se ha producido en los últimos años cambios, que hemos interiorizado, tenemos que asimilar también esta realidad”, señaló.

Asier Uribeechebarría, CEO y fundador de Finanbest, insistió en la necesidad de mejorar la educación financiera y recordó que España tiene los peores planes de pensiones de toda la OCDE en términos de rentabilidad y costes y que es precisamente ante esta situación compleja en la que surgen los modelos digitales, que permiten ahorrar costes y hacer los planes de pensiones más eficientes.

Por su parte, Patxi Sasigain, responsable de Competitividad e Innovación de Adegi, reconoció que los jóvenes no tienen ahora mismo entre sus prioridades ahorrar para la jubilación, ya que afrontan otro tipo de situaciones vitales, aunque no se puede afirmar que exista desafección al ahorro como tal. Dentro del sistema de pensiones, el público seguirá siendo el principal pilar, pero será inevitable aumentar la edad de jubilación y complementar la pensión pública con planes privados para que el déficit de la Seguridad Social no se convierta en algo inasumible.

Con este ciclo de encuentros, conducido por Eva Piera, directora general de Relaciones Externas y Comunicación de MAPFRE, e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, se busca analizar las oportunidades que ofrece la economía del envejecimiento desde diferentes perspectivas. Así, por ejemplo, se han abordado el coche autónomo, los nuevos puestos de trabajo, el futuro de la salud en un mundo conectado o los nuevos perfiles que demanda la era digital y el papel de la formación para dotar a esos perfiles de capacidades adaptadas al mercado laboral o el emprendimiento disruptivo.