This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
28 January 2021

Las empresas, frente al reto de aprovechar el talento sénior

Frente a la tendencia que se ha venido produciendo en los últimos años de recortar las plantillas prejubilando a los empleados de mayor edad, las empresas han comenzado a repensar sus estrategias. Es el caso de MAPFRE, que después de un análisis de la situación, en el que ha colaborado Deusto Business School, ha llegado a la conclusión de que el talento no tiene edad y que no es bueno que los trabajadores abandonen la empresa a los 50 años. Así lo explicó la directora de recursos humanos de la aseguradora, Elena Sanz durante una jornada sobre la prolongación de la vida laboral celebrada en la sede madrileña de Deusto Business School.

La directiva de MAPFRE recalcó que las empresas deben preservar el talento y aseguró que desechar el atesorado por los de mayor edad no tiene sentido porque es la mejor forma de convertirse en mentores de los más jóvenes. Eso sí, en su opinión, a partir de una determinada edad, la empresa debe ofrecer a los empleados la opción de decidir si desea dejar de trabajar o si quiere seguir haciéndolo, aunque sea con fórmulas flexibles como la reducción de jornada, por ejemplo.

Elena Sanz también opinó que en la actualidad ya no se debe aplicar el ciclo consistente en estudio, trabajo, jubilación. “Ahora el ciclo es estudiar, trabajar, estudiar, trabajar…es decir, hoy hay que readaptarse a las nuevas circunstancias y características del mercado laboral y mantener una educación continua”. Y añadió que si queremos una sociedad más justa e inclusiva tenemos que contar con el conocimiento de las personas con más edad.

Incidió en la necesidad que tienen las empresas de lo que calificó como una personalización de la oferta a las personas de más edad, “con puestos menos constreñidos, con trabajos transversales y por proyectos y más adaptados, en suma, para alcanzar el puente a la jubilación o para ofertas de outplacement y o formación para el emprendimiento”.

Por último, defendió que todo el mundo debe tener la oportunidad de capacitarse y adquirir nuevas competencias profesionales para los nuevos puestos que van a surgir, con independencia de la edad.

Emprendimiento sénior

Elena Sanz estuvo acompañada en la jornada por Ricardo Fisas, vicepresidente sénior de la división internacional de Natura Bissé. Fisas glosó la figura de su padre, quien a sus 50 años fundó la empresa de cosméticos.

Fisas recordó la filosofía de su padre, quien consideraba que existían dos formas de hacerse mayor: una pensando en los aciertos y errores pasados y otra, pensando en lo que se puede hacer de ahora en adelante.

El de Fisas con la creación de Natura Bissé en su cincuentena es uno de los cada vez más numerosos ejemplos de emprendedores sénior, un fenómeno en crecimiento. Ya en estos momentos, el número de mayores que trabajan por cuenta propia en el mundo supera al de los jóvenes de entre 18 y 29 años. Son datos del Informe Especial GEM (Global Entrepreneurship Monitor) sobre emprendimiento sénior que además define lo que se debe considerar como emprendimiento sénior. En este sentido aclara que se refiere a todo intento de creación de nuevos negocios o empresas entre las personas mayores de 50 años. Aunque para medir el emprendimiento de este colectivo, GEM entra más en detalle, ya que considera emprendedor sénior a toda persona de más de 50 años que ha estado involucrado en actividades emprendedoras en los últimos 42 meses.

Con aproximadamente el 16 por ciento de la población mundial con 55 años o más,
las cuestiones relacionadas con la actividad emprendedora en edades avanzadas afectan directamente a más de 1.200 millones de personas que pueden aportar valor impulsando nuevas iniciativas, generando innovación como intraemprendedores o participando en proyectos como inversores informales.

En este contexto, el Programa de Transición y Desarrollo Profesional (PTP) de Deusto Business School está pensado para dotar a sus participantes de las herramientas adecuadas para alargar su vida profesional, ya que dispone de dos itinerarios en función del perfil del participante. Para los profesionales que aspiran a continuar en activo capitalizando su experiencia con la ambición de una iniciativa emprendedora se ha diseñado un PTP Executive, centrado en habilidades de emprendimiento. Por otro lado, los participantes con experiencia de alta dirección podrán optar por el PTD Senior, en el que se diseñará una carrera como consejero y senior advisor, sin olvidar la gestión del propio patrimonio.

En este enlace de Youtube puede verse la sesión