This web site use private and third party cookies to optimize your navigation, suit your preferences and perform analytical tasks. By continuing browsing accept our Cookies Policy.

Accept
10 March 2021

Las profesionales de la ciberseguridad piden atraer talento femenino a este ámbito y que las empresas formen a sus plantillas para evitar brechas de seguridad

Idoia Mateo, CISO Country Management en Banco Santander, y Eduvigis Ortiz, Strategic Alliances Leader en SAS, y presidenta del capítulo español de la Fundación europea Woman4Cyber, protagonizaron la jornada Qué deben saber sobre riesgos tecnológicos y ciberseguridad los consejeros? Las brechas de seguridad en las organizaciones, organizada por Deusto Business School e ICADE Business School y patrocinada por Hewlett Packard Entreprise (HPE).

Moderadas precisamente por la por Jefa de Seguridad del Servicio de Protección de HPE, Ana Fernández Aberturas, las ponentes y representantes de W4C Spain, desgranaron los principales riesgos que generan las brechas de seguridad en las organizaciones, desde el ramsomware o secuestro de datos, a la suplantación de identidad, pasando por el phising.

Durante sus respectivas intervenciones pusieron el acento en la importancia de que las empresas establezcan planes de contingencia para atajar los problemas derivados de la actividad de la ciberseguridad que, según explicaron, resulta ser un negocio muy lucrativo para los delincuentes cibernéticos y muy dañino para los que lo sufren.

Añadieron que la mayor extensión del teletrabajo derivado de las condiciones impuestas por el confinamiento frente al Covid-19 han incrementado las amenazas y los riesgos de manera exponencial, ya que los empleados han trabajado en entornos menos protegidos que los de las empresas.

Apelaron a los consejeros y altos directivos de las empresas a tener muy en cuenta los riesgos de ciberseguridad de la misma forma que se preocupan de otros como los financieros, los medioambientales o los reputacionales, por ejemplo.

Recalcaron que directivos y consejeros son los primeros que tienen que ser conscientes de estos riesgos que ya han hecho perder muchos millones a muchas empresas por no tener planes de crisis y contención o porque sus empleados no tenían la suficiente cultura en ciberseguridad.

Hicieron hincapié en la necesidad de concienciar a todos los usuarios de que acciones tan comunes como la de pinchar en un enlace pueden suponer abrir una puerta para que una empresa sea atacada por ciberdelincuentes.

Opinaron que los riesgos tecnológicos van a ser cada vez más importantes y que todos los negocios, sean del tamaño que sean, están expuestos.

Los ponentes, aprovecharon además para explicar los objetivos de W4C Spain, el capítulo español de la Fundación Europea W4C, que consiste en promover, impulsar y apoyar la participación de las mujeres en el ámbito de la ciberseguridad y fomentar e impulsar las sinergias público-privadas, para crear un mundo digital más seguro, colaborativo e inclusivo.