Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
04 febrero 2019

Deusto Business School presenta en Barcelona el libro La Revolución de las Canas

El director de Deusto Business School, Iñaki Ortega, presentó el pasado viernes 1 de febrero en Barcelona el libro La Revolución de las Canas. Lo hizo junto al presidente de Mapfre, Antonio Huertas, coautor de la obra en la que ambos realizan una reflexión sobre las oportunidades que la economía del envejecimiento ofrece a la sociedad digital y conectada del siglo XXI.

Ante un auditorio integrado por directivos, emprendedores y políticos, entre los que se encontraban algunos candidatos a la alcaldía de Barcelona, pusieron de manifiesto las ventajas de las grandes ciudades pero pidieron mejoras en diferentes terrenos, como el de la movilidad. Opinaron que las ciudades no son para los mayores y sus viviendas deben ser adaptadas de forma que hay una economía subyacente que tendrá que surgir para solucionar todos esos problemas e integrar generacionalmente a todos, también a los mayores, en las ciudades modernas.

Explicaron además que el libro pretende abrir un debate sobre el incremento de la longevidad y los retos que esto supone para toda la sociedad. Consideran que se deben tomar las decisiones adecuadas para enfrentarse a este fenómeno que implicará vivir más, hacerlo mejor y también probablemente trabajar más.

Debatieron sobre la situación que lleva a muchas empresas a prescindir del talento sénior. Afirmaron que deberían buscarse fórmulas para mantener integrados y participativos a los más mayores y evitar que se conviertan en una carga inviable. Hay que encontrar esquemas que busquen esa cohesión social, explicaron.

En su obra, los autores ofrecen ejemplos de talento senior y destacan los valores que los trabajadores mayores tienen, como la resiliencia, el capital relacional etc. Sin embargo opinan que las estructuras que llevan a mandar a casa a los más mayores están anticuadas.

Durante la presentación afirmaron que las empresas deberían buscar fórmulas para mantener de manera flexible el talento de los mayores en el empleo. Aseguraron que nuestro modelo económico se ha quedado viejo y se produce la paradoja de que son los mayores los que lo pueden modernizar.

Los autores concluyeron afirmando que tenemos que tomar decisiones para permitir que la gente pueda seguir aportando a la sociedad y seguir redistribuyendo la riqueza y tener una fiscalizad que fomente trabajar.